Recuerdo estar cerca de mi graduación de la universidad y pensar constantemente: “¡Ya me quiero graduar, trabajar y hacer dinero”. Tener esas ganas de ya por fin dejar la escuela después de tantos años y continuar con una vida diferente, la excitante vida del trabajador.

La vida del trabajador en máximo esplendor.
La vida del trabajador en máximo esplendor.

Poco después de graduarme terminé en un trabajo de oficina que era bastante aburrido y empecé a pensar, bueno la escuela no estaba tan mal. Unos meses después regresé a la universidad para trabajar en un laboratorio un rato y seis meses después el trabajo de ensueño. Un trabajo que me permitió viajar y conocer bastante. Aprender un sin fin de cosas, y no nada más sobre robótica y sus aplicaciones industriales, pero también de la vida. Tristemente, después de un año me empecé a aburrir de mis monótonos días y la falta de uso que le daba a mi cerebro. Fue ahí cuando empecé a meditar qué quería hacer de mi vida… A dónde la quería llevar.

¡No todos los días eran aburridos!
¡No todos los días eran aburridos!

Y recordé una conversación que tuve en una expo con unos estudiantes de doctorado y recordé lo mucho que me gustó el trabajar en investigación/desarrollo. Entonces dije: “¡Vamos de regreso a la escuela!”. Y ahora aquí estoy, de vuelta en la universidad y la vida de “estudiambre”. Definitivamente una vida bastante cómoda y agradable ahora que sé bien cómo manejarla. Ya acostumbrado a estar en el mismo lugar durante 11 horas, no es ningún problema ponerme a estudiar durante bastante tiempo entre semana (aunque en los fines de semana me cuesta trabajo si quiera abrir la compu) y a decir verdad lo disfruto. Vaya que disfruto usar mi cerebro y estar aprendiendo algo nuevo todos los días.

El nuevo ambiente de trabajo.
El nuevo ambiente de trabajo.

Desafortunadamente este semestre me tocó un horrible horario, lleno de espacios entre clases. Sin embargo, he encontrado la manera de organizarme para estudiar, y mantener la mayoría de mis hobbies y adoptar uno que otro nuevo. Y la verdad es que sí siento una gran diferencia entre la licenciatura y la maestría, siento que sé cómo sacarle mayor provecho. Sé en qué enfocarme y qué tanto hacer para que la experiencia sea más enriquecedora. Sé que no tengo que enfocarme nada más en estudiar, que tengo que aprovechar todas las facilidades que da la universidad para conocer gente, aprender cosas nuevas, ampliar mis horizontes. Pienso que esto es lo más importante de la vida del “estudiambre”, la facilidad con la que puedes aprender algo nuevo, conocer gente, tener nuevas experiencias. Una vez que trabajas tu círculo se empieza a reducir exponencialmente con gran facilidad. Aquí, es tan sencillo como unirte a un club y así de fácil aprendes cosas nuevas y conoces un sin fin de gente.

Bienvenidos de vuelta queridos estudiambres.
Bienvenidos de vuelta queridos estudiambres.

En fin, ya a mitad de mi primer semestre por acá creo que voy por buen camino. Ya logré colarme un poco al proyecto “Robocup”, que se enfoca en el área que es de mi mayor interés; así que una gran parte de mi esfuerzo se destinará a meterme por completo al equipo de trabajo. Por asares del destino retomé Tae Kwon Do y estoy bastante satisfecho con el grupo y la gente que conocido por ahí. Y adopté un nuevo hobby: ¡montañismo! Que seguramente escribiré bastante al respecto en el futuro cercano. ¡Definitivamente la vida de “estudiambre” pinta bastante bien!

Anuncios

¡Deja tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s