Diablo III, por Dios cuánto tuvimos que esperar por ti. Por fin estuvo en nuestras manos por el tiempo suficiente para poder dar nuestra opinión al respecto. ¿En verdad valió la pena la tan larga espera? Dos de nosotros del equipo del Séptimo Bit dedicamos una buena parte de nuestro tiempo para agarrarle buen sabor al juego y traerles nuestra dedicada opinión al respecto. Por los que todavía no se deciden o que quieren compartir su opinión sobre este juego, he aquí lo que nosotros pensamos sobre Diablo III.

Diablo III
Diablo está de vuelta entre nosotros, ¡es hora de hacer click hasta la muerte!

Gameplay

El gameplay sigue siendo prácticamente el mismo de Diablo II; tienes tu puntero y con un click izquierdo el personaje se moverá hacia donde quieras. Los ataques también son muy simples de hacer, cuando pasas el puntero sobre un enemigo este cambiará al de una espada y con oprimir  nuevamente nuestro click izquierdo ejecutarás tu ataque principal. También puedes equipar habilidades en el click derecho y en los números del 1 al 5 dándonos un total de 7 habilidades equipadas al mismo tiempo. Como ven es un juego fácil para jugar pero difícil de dominar, y esto se puede observar conforme avancemos en el juego. La primera dificultad es más como una introducción a la historia, pero lo difícil comienza a partir del nivel Infierno. El cual a pesar de no ser el último te hará sudar y pedir un pequeño respiro. He aquí es donde comienzas a generar tu propio estilo de juego y entender la mecánica principal del juego, la cual se basa en los objetos y equipo que sueltan los enemigos, donde tienes que saber cuales son los puntos de habilidad que más te convienen; desde Destreza para las clases de Cazador de Demonios y Monje, Fuerza para el Bárbaro ó un objeto que te de un poco de Vitalidad para poder aguantar más tiempo en una lucha contra un enemigo mágico o único.

Bárbaros
Lo único de cada una de las clases hace de este juego diverso en el estilo de pelea.

Cabe destacar también que las clases son muy diferentes, donde podemos ver a un Bárbaro utilizando Furia para poder hacer habilidades especiales y donde para poder generarla necesitas atacar o ser atacado. O donde el Médico Brujo utiliza Maná, el cual se llena automáticamente para poder seguir haciendo habilidades. Esto hace a las clases de Diablo III muy versátiles, para que el modo de juego no se sienta igual con cada una de las diferentes ellas, por lo que también necesitarás estrategias diferentes para poder terminar con tus enemigos, no atacarás de cerca a los enemigos con un Hechicero o con un Médico Brujo claro está.

Definitivamente hay un instinto básico del ser humano, muy dentro de nuestro lado primitivo, que hace que sintamos extasiante satisfacción cuando hacemos click sobre algo hasta que muere o explota. Es así como muchos ven a Diablo, y algo en lo que diferimos ambos autores de esta reseña. Así como el juego puede sentirse diverso y diferente, a final de cuentas volvemos a lo mismo: *click* *click* *click* ¿se murió? ¿No? *click* *click*.

Diablo III
Bien lo sabemos, hay algo en nosotros que nos hace sentirnos muy bien al dar click en algo hasta que muere.

Gráficos

Muchos fans se quejaron bastante del nuevo aspecto de Diablo III, diciendo que se tenía que ver mucho más oscuro y que los colores del juego son demasiado vivos a diferencia de Diablo II. Aunque claro cabe resaltar que en Diablo II teníamos una mecánica distinta de juego, donde también teníamos objetos que nos daban un “radio de luz” e iluminaban parte de nuestro camino el cual estaba bastante oscuro. Sin embargo esta mecánica desapareció en Diablo III y debo decir que fue para mejor. Sin dificultad puedo decir que Diablo III es un juego hermoso hablando en la parte de las gráficas, si bien son un poco coloridas es cierto, pero en algunas partes el escenario se ve tan bien que parece que estamos jugando sobre arte conceptual lo cual a mi parecer es muy impresionante. Claro el juego tiene ciertos defectos también, por ejemplo cuando acercamos la cámara hacia nuestro personaje podemos ver unos cuantos “dientes de sierra” en él o ella. Algo que también nos pareció bastante bueno fueron las escenas de la historia, las cuales en verdad tienen una excelente calidad.

Escenas cinemáticas de Diablo III
Les guste o no el nuevo estilo de Diablo, la verdad es que se ve muy bien.

Diferencias con Diablo II

En Diablo III tenemos un nuevo sistema de “checkpoints” que nos servirán cuando nuestro personaje muera o continuemos nuestra partida. Apareceremos en el último checkpoint que tomemos, por lo que ya no tendremos que buscar indefensos nuestro cuerpo para poder recuperar nuestro equipo y dinero. Aunque si morimos en Diablo III nuestro equipo perderá 10% de durabilidad, puede sonar mucho menos severo que en Diablo II, ya que en el otro cuando morías perdías bastante dinero, experiencia e incluso si “morías” nuevamente antes de obtener tu cuerpo, podías perder tu equipo. Pero créanme que esto les va a doler porque el recurso más importante en este juego es el oro, el cual utilizamos para poder reparar nuestro equipo también, y cuando ya avanzamos en el juego gastaremos miles en poder reparar el equipo.

Inventario Diablo 3
No parecerá mucho al inicio del juego, pero después llorarás sangre cuando estés en peligro de perderlo.

Otra de las cosas que agrega Diablo III es la destrucción de ciertas partes del escenario, las cuales nos servirán incluso para poder acabar con enemigos del juego. Con esto podemos hacer que un candelabro caiga sobre ellos, o bien derrumbar una pared hacia ellos.

Diablo III es obviamente un juego con mejores animaciones y gráficas superiores a las de Diablo II, pero donde en verdad el juego brilla es en las habilidades. Nuestras nuevas habilidades son mucho más dinámicas y creativas que el juego anterior, permitiéndonos desde encadenar a los monstruos del juego con una ballesta hasta poder incinerarlos con una lluvia de murciélagos en llamas. Y vaya que con esto disfrutarás más las muertes de tus enemigos porque dependiendo de con que habilidad los mates, su animación de muerte será distinta.

Habilidades en Diablo III
Las nuevas habilidades en verdad son excelentes.

Quizás una de las mayores mejoras sea el hecho de que tu tienes tu propio loot, los objetos que suelten los enemigos será completamente tuyos y sólo los podrás ver tú, lo cual mejora bastante la experiencia. Es genial el hecho de que ya no tengas que pelear contra otros jugadores por ese objeto legendario que cayo en el suelo.

Sólo se puede jugar con una conexión a Internet

Tal vez el mayor cambio y el que menos le gusto a todos los fans, es que el juego requerirá que siempre estés conectado a Internet sin importar que quieras terminar todo el juego tu solo. Esto convierte a Diablo III un juego completamente en línea. Todos ya sabemos cuáles son las desventajas que esto nos puede traer, ¿pero alguien se ha puesto a pensar en las ventajas? Diablo III nos trae con la conexión en línea una casa de subastas que puede ser manejada con “oro” el dinero del juego, Dólares, Pesos Mexicanos, Pesos Argentinos, Pesos Chilenos y Real Brasileño. Por lo que podremos vender esos objetos tan valiosos que obtuvimos y ganar un poco de dinero real por nuestro esfuerzo. También se agradece el hecho de que nuestras partidas estén guardadas en los servidores de Blizzard, lo que evitaría que estas se pierdan en caso de que algo le suceda a nuestro disco duro. Ahora lo feo de esto es que no tengamos Internet en donde nos encontremos o bien que en un lugar como Latinoamérica, donde la penetración de Internet no es tan grande como en otros países, no podamos jugar en cualquier parte; o no podamos hacerlo cómodamente por falta de una buena conexión a Internet. Ah y sin olvidar algo que sí es en verdad molesto, que los servidores de Blizzard no estén funcionando o saturados cuando quieras jugar. ¡Vaya que eso nos sacó canas verdes del coraje!

Error 37
Nunca habíamos odiado tanto un letrero.

Conclusión

Diablo III no llego sin polémica a las tiendas, principalmente por la conexión a Internet, pero a pesar de eso sus diferencias con Diablo II son pocas y me parece que incluye varias mejoras. Con esto puedo decir que llevo alrededor de 60 horas de juego en Diablo III. Mi personaje esta en nivel 58 (sólo dos más para el nivel máximo) y a pesar de que este en mi tercera vuelta del juego, con el tercer nivel de dificultad, el juego me sigue siendo muy adictivo y no puedo dejar de pensar en la siguiente raza que tomaré y usaré contra los esbirros del Infierno ni tampoco puedo dejar de pensar en que objetos encontraré para poder venderlos en la casa de subastas del juego. Esto hace a Diablo III un juego muy adictivo y divertido.

Anuncios

¡Deja tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s